Posteado por: importanciadevivir | septiembre 30, 2012

Del RESPETO con mayúsculas

Un tema sobre el que quizá parezca fácil tener consenso es el respeto. Bueno, en teoría.

A todos nos gusta el respeto. Nos gusta que nos respeten. Esperamos que suceda en todo momento y lugar.  Y la mayoría decimos que es nuestro propósito y que en efecto también respetamos a los demás.

Algunos ‘atrevidos’, en algunos casos por retar en otros por auto-conocimiento y honestidad, reconocen que no respetan siempre y a todos. Y de estos, algunos dicen que no quieren respetar a quien no tiene sus mismos principios y objetivos, es decir, a quien en su opinión no merece su respeto.

Muchos son defensores del derecho al respeto.

Pero no respetan.

Creen que está bien respetar a los que piensan igual que él, pero no a los demás.

Creen que el respeto se debe ganar.

Creen que el respeto hay que merecerlo.

Creen que el respeto funcioa dándolo condicionadamente.

En esto están a la par con los que ven en el otro extremo de la escala de valores. Son idénticos.

Aquí hablamos de RESPETO como “Miramiento, consideración, deferencia.”, “consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo”. Esto es, EL RESPETO NO ES CONDICIONADO.

A muchos se les abrirán los ojos con admiración. ¿Respetar al honesto igual que al deshonesto? ¿Al humanista igual que al asesino, violador, masacrador, déspota, delincuente, maltratador? ¿Respetar al que respeta igual que al que no respeta?

SÍ!!! Sí sí sí sí. De eso ese trata RESPETAR.

Si te arriesgas a hacer un auto examen, descubrirás en una sola semana, cientos de ocasiones en las que tú no respetas.

Muchas veces, quizá la mayoría, ejerces auto-control sobre tí mismo y no pasa nada. Evalúas con tus patrones, juzgas y dictas sentencia contra alguien. Aunque no digas ni hagas nada, por buenos modales, por conveniencia, por pereza, por prudencia.

Pero en tu interior descubrirás que no respetas profundamente a las personas, a otros seres vivos e incluso a cosas como espacios, escenarios, entornos.

Respetar no se si está en los genes o no. Pero creo que es lo podemos convertir en cuestión de inteligencia.

Aprender a respetar le conviene al mundo. Le conviene a las personas. Le conviene a la civilización. Le conviene a los SERES. Le conviene a la vida.

La invitación es a APOSTARLE INCONDICIONALMENTE AL RESPETO INCONDICIONAL.

La invitación es a SER COHERENTES en lo que tiene que ver con el RESPETO.

El primer paso, es elaborar el concepto. Masajearlo. Entenderlo.

Ayuda jugar a descubrir dónde otros no respetan. Y mirar de nuevo, honesta y constantemente para adentro. Donde YO no respeto.

Jugar a ratos, períodos cada vez más largos, a VIVIRLO. Profundamente. Honestamente. Íntimamente. Plenamente. Incondicionalmente.

Y si hacerlo genera algo que creas que vale la pena compartir, compartilo, con quien sea, donde sea, como sea. Principalmente con tu ejemplo. Que no te de miedo que en tu descripción se diga “¡es alguien profundamente respetuoso!”.

Respeto tu decisión.

Anuncios

Responses

  1. hace tiempo q los sigo,muchas gracias por todos los temas q tocan y las preguntas q generan en kienes tratamos de aprender a ser seres mas completos en cuestion de armonia con todo lo q nos rodea,a seguir creciendo ;en cuanto al respeto estoy de acuerdo con lo expresado en este escrito,cada kien respetara segun su modelo de mundo y de cabeza(por decirlo de alguna manera)tratare de poner en practica lo del jugar a observar y a mirar de nuevo,gracias por estar hasta la proxima


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: