El día que me muera …

El día que me muera, quisiera morir escuchando música. Por ejemplo Bach o Vivaldi. Será morir flotanto y con placidez  …

El día que me muera quisiera dejar sonrisas y esperanzas y confianza y mucha alegría en quienes conocí, en quienes me conocieron.

El día que me muera quisiera donar todo lo que pueda servir para investigación.

El día que me muera quisiera ser enterrada sin nada artificial, si acaso un cajón rústico. Solo la tierra … y lo que quedó de mí.

El día que me muera quisiera que quienes me conocieron, en donde quiera que estén, se retiren a un espacio tranquilo, y piensen en mí con una sonrisa de alegría, de satisfacción, de orgullo, como de acabar de escuchar alguna broma muy ingeniosa y oportuna que algún día dije.

El día que me muera quisisera que escucharan esto … y considerarn su vida … consideraran arriesgarse a soltar lo que no han soltado … consideraran ser quienes aún no han sido … consideraran vivir como quieren vivir y no han vivido.

Y a escuchar … con la certeza de que dejé este mundo en una inmensa paz, como la paz que alcancé a descubrir mientras aún vivía!

What a wonderful world (Louis Amstrong)

Anuncios

Responses

  1. Maravillosas palabras


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: